930160611 [email protected]

Puedes pensar que un mensaje de correo electrónico sea la prueba de tu caso y te gustaría utilizarlo como evidencia. Pero legalmente, no siempre es tan fácil ya que se necesita validar emails como prueba en un juicio y para ello requieres contar con expertos que te asesoren en el caso.

Efectivamente, las reglas de evidencia pueden requerir que el correo electrónico se autentique y se presente de una manera que no viole la prohibición general de pruebas de oídas. Los emails en sí no representan una prueba fehaciente, se requiere que cumplan con ciertos parámetros para demostrar su autenticidad. Es posible que un correo electrónico se considere una representación auténtica de las palabras de una persona o empresa para ti o para un tercero, pero los tribunales a menudo exigen algún tipo de prueba que valide que un email sea o no genuino.

Correos electrónicos como prueba en juicio

¿Qué se necesita para que admitan emails como prueba en un juicio?

Para que los correos electrónicos sean admitidos en un juicio, se deben tomar medidas adicionales para demostrar su confiabilidad y, al mismo tiempo, cumplir con otras reglas de evidencia que se aplican a otras formas de comunicación. Los correos electrónicos se consideran una forma de información digital. Los correos de voz y los mensajes de texto funcionan de manera similar. Incluso si una persona elimina el mensaje de su servidor, el mensaje sigue existiendo en otros servidores que el remitente o destinatario original no controla.

Para determinar la veracidad o autenticidad de un email como prueba en un juicio se requiere de una experticia profesional que permita hacer una evaluación confiable que otorgue fiabilidad a una prueba de esta naturaleza. Cuando se requiera hacer este tipo de valoración, debes recurrir a un perito informático.

Te puede interesar: ¿Necesito un perito o un abogado?

Autenticar emails como prueba en un juicio

Algunos documentos notariados o gubernamentales se autentican automáticamente, pero cuando se tienen emails como prueba en un juicio a menudo requieren algunos exámenes de autenticidad. Esto puede ser proporcionado por:

1- Testigos

Los remitentes o receptores del correo electrónico pueden testificar en el juicio sobre la autenticidad.

2- Bloques de firmas

Los bloques de firmas comerciales en los correos electrónicos pueden contar como inscripciones comerciales de autenticación automática a efectos de pruebas federales.

3- Direcciones de correo

La dirección de correo electrónico del remitente puede ser suficiente para demostrar que se envió un correo desde una entidad si la dirección lleva el nombre de esa empresa y del empleado. Aun así, siempre es necesario contar con la asesoría de expertos en peritaje informático o áreas afines que te ayuden a convalidar este tipo de pruebas.

peritos judiciales y emails en juicio

¿Los correos electrónicos son legalmente vinculantes?

Es muy inquietante para las personas enterarse de que el email, que pensaban que era una prueba contundente de que «quién dijo qué a quién» es fácil de derrotar.

Los emails pueden presentarse por todos los medios como prueba en el tribunal de la misma manera que se haría con cualquier otra forma de prueba documental. Sin embargo, la fiabilidad de las pruebas enviadas por correo electrónico estará sujeta a escrutinio.

Decube: 10 Consejos prácticos para mejorar la seguridad informática

El emails o correo electrónico impreso

El correo electrónico impreso definitivamente no es admisible en los tribunales, ya que la otra parte puede simplemente cuestionar su autenticidad. Hoy en día, se puede cambiar fácilmente la dirección de correo electrónico, la marca de tiempo y el texto del mensaje. Aproximadamente el 3% de todos los correos electrónicos no masivos nunca llegan a su destino. Esto significa que:

  • Si se envía a sí mismo CC en un correo electrónico saliente, no hay garantía de que haya llegado al destino. Tendrá la carga de la prueba de que su mensaje importante no estaba dentro de esos correos electrónicos.
  • Sus propios registros de texto, como los registros del servidor y los textos de los recibos de lectura, tampoco son garantía, ya que la otra parte puede reclamar nuevamente que los ha alterado.

Incluso si las partes que archivan pueden probar de manera forense que el contenido de su archivo es auténtico, no podrán probar la entrega o el momento de la recepción, si el destinatario afirma que no se recibió.  

Además la autenticidad del remitente también será cuestionable en caso de que el destinatario afirme haber recibido un determinado correo electrónico (tenga en cuenta que es muy fácil, por ejemplo, para cualquier destinatario crear un correo falso de cualquier remitente y enviarlo a un archivo en un momento específico).

correos electrónicos y peritaje legal

El proceso de autenticar el correo electrónico

Para que la prueba sea admitida en el juicio, debe estar autenticada. Esto requiere que el abogado establezca una base adecuada para la autenticidad del correo electrónico. Esta autenticación debe estar disponible en la etapa de juicio sumario.

  • Para respaldar la autenticidad de un correo electrónico, una de las partes debe preparar una declaración jurada que valide su autenticidad. Si bien es posible que el juez no requiera esto, es importante tener evidencia de respaldo en caso de que haya un desafío a la legitimidad del correo.
  • Otra opción es que un abogado deponga a un testigo para autenticar el correo electrónico o interrogue a un testigo en el juicio real.

Los abogados pueden estipular ciertos arreglos, como que los correos electrónicos en cuestión sean auténticos. Algunos emails pueden autenticarse automáticamente, como documentos que incluyen bloques de firma u otras etiquetas comerciales.

peritaje informático correo electrónico

Conoce: Para qué se usa un informe pericial de fotografías

Los rumores

Otro problema potencial para admitir pruebas de este tipo es la posibilidad de que el email se considere un rumor. El rumor generalmente se define como una declaración extrajudicial hecha por ninguna de las partes que se presenta para la verdad del asunto. Generalmente, la evidencia de oídas no se acepta como evidencia.

Hay muchas formas de comunicación que no se consideran rumores. Por ejemplo, una admisión del partido no es un rumor. También hay muchas excepciones a la regla de los rumores:

  • Por ejemplo, los registros comerciales no se consideran rumores. Por lo tanto, si el caso se refiere a un correo electrónico comercial, este puede calificar como un registro comercial, que generalmente se define como documentos que se utilizan en el funcionamiento regular de la empresa.
  • Otra excepción de oídas es una «expresión excitada» o «impresión del sentido presente». Estas son respuestas oportunas a incidentes. Un abogado puede explicar si se pueden aplicar otras excepciones de rumores que harían que la comunicación fuera de la regla de rumores.

En el caso de que se admita una cadena de correos electrónicos, es posible que el abogado tenga que autenticar y demostrar que cada mensaje individual no es un rumor. En casos como estos, es necesario la presencia de peritos informáticos, expertos capaces de develar la existencia o no de un rumor y, en consecuencia, la veracidad de un emails.

pruebas de emails en juicio

Perito informático

Vemos que validar emails como prueba en un juicio no es una evaluación a la ligera, solo los expertos en el área podemos hacer una experticia segura. Este tipo de peritaje lo realiza un profesional capaz de realizar una experticia siguiendo los estatutos legales y elaborando los informes pertinentes.

Si necesitas un Perito Informático con reconocida experiencia y conocimiento de peritaje en esta área, no dudes en contactar con mis servicios a través de https://peritinformatic.com/. Mi nombre es José Luis Martir Millán ([email protected]) y soy perito informático colegiado y titulado en Girona y Barcelona.

Elaboro informes periciales (que incluyen la validación de mensajes de WhatsApp, recuperación de datos borrados, copias de seguridad, encriptación de redes, entre otros) que se adaptan a las leyes y estatutos establecidos en el área.

Para descargar este artículo en un archivo PDF da clic AQUÍ