930160611 [email protected]

¿Cuánto sabes sobre la seguridad que ofrecen las WiFis públicas? ¿Es recomendable o no utilizarlas? A decir verdad, tienes mucho que aprender sobre este tema. Por muy inofensivas que parezcan, las redes de conexión públicas no son la mejor de las opciones.

Ahora bien, es común que siempre que llegamos a un local comercial o paseamos por un parque, queramos estar conectados en redes sociales. Entonces, casi todos vamos a la búsqueda de redes inalámbricas de acceso libre para ahorrarnos datos móviles. Si lo vemos de este modo tan simple, ¿qué podría pasar? Se trata únicamente de una red disponible para que nos conectemos y naveguemos cómodamente. Pero, ¿es eso todo? Ciertamente no lo es.

Actualmente, hay muchas razones por las cuales debes tener cuidado si decides usar redes de WiFi públicas. De hecho, lo mejor que puedes hacer es no utilizarlas. Quizá te estés preguntando cuáles son las razones de esto. ¡No te preocupes! En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tema.

Además, si necesitas servicio de peritaje informático para protección de datos y mucho más, realiza tu consulta a través de https://peritinformatic.com/. Aquí encontrarás todo lo necesario sobre peritación para proteger tu información. Asimismo también podremos ayudarte si necesitas informes periciales de WhatsApp o de cualquier otra herramienta tecnológica.

¿Qué son las redes WiFis públicas?

Las redes WiFi públicas son aquellas redes inalámbricas de internet que están disponibles para ser utilizadas por cualquier persona en un lugar público. Es decir, están abiertas en espacios como bibliotecas, parques, aeropuertos, hoteles, cafeterías, etc.

Con frecuencia, estas redes se pueden usar con total libertad. Además, no requieren de una contraseña para acceder a ellas. Sin embargo, algunas pueden pedir un registro o pago previos para utilizarlas.

En todo caso, es importante tener en cuenta que las WiFi públicas son menos seguras que las redes privadas. El motivo de esto es que pueden ser utilizadas por cualquier persona. En tal sentido, son mucho más vulnerables a ataques cibernéticos.

Por eso se recomienda evitar realizar transacciones financieras o compartir información personal sensible mientras se está conectado a una red WiFi pública.

 

Riesgos de las WiFis públicas

Cuando te conectas a WiFis públicas, no sabes si el administrador quiere extraer tus datos. Por otro lado, es probable que desconozcas las medidas de seguridad que se utilizan en dicha red. En este sentido, quedas expuesto a una serie de situaciones de vulnerabilidad que debes tener en cuenta. Ahora mismo resumimos algunas.

Robo de datos transmitidos

El robo de datos transmitidos ocurre cuando un atacante intercepta y obtiene información privada que se está enviando a través de una red inalámbrica. Esto incluye información personal. Es decir, contraseñas, números de tarjetas de crédito, información bancaria, etc.

Hay varias técnicas utilizadas por los delincuentes cibernéticos para robar datos transmitidos a través de una red WiFi pública. Por ejemplo, podemos destacar el “sniffing” de paquetes, el phishing, y el uso de malware.

Robo de información almacenada en nuestro dispositivo

El robo de datos almacenados en un equipo se refiere a la obtención no autorizada de información almacenada en un dispositivo. En el caso de redes inalámbricas, la información se sustrae desde un ordenador, un teléfono inteligente o una tableta.

Actualmente, hay muchos métodos útiles que aplican personas malintencionadas para robar información de equipos. Por ejemplo, la instalación de malware. El malware es un software malicioso que se instala en un dispositivo y puede robar información personal o realizar acciones no deseadas.

Por otro lado, es posible el acceso remoto no autorizado. De hecho, ésta es la técnica más común cuando se trata de WiFis públicas.

Infección de equipos

La infección de dispositivos al utilizar WiFi públicas puede ocurrir cuando un dispositivo se conecta a una red WiFi no segura o mal configurada. Sin duda, esto es lo que permite que un atacante instale malware o realice ataques cibernéticos en el dispositivo.

Para protegerse contra estos ataques, es importante utilizar una conexión VPN (Red privada virtual) al conectarse a una red WiFi pública. Asimismo, mantener siempre actualizado el software de seguridad en el dispositivo.

Equipos intermediarios malintencionados

Los equipos intermediarios malintencionados son dispositivos que un atacante utiliza para interceptar y manipular el tráfico de red. Al igual que en los casos anteriores, tiene como objetivo robar información, realizar ataques cibernéticos o espiar a los usuarios de la red.

Estos equipos intermediarios pueden ser dispositivos de software o hardware, como routers, ordenadores, teléfonos o dispositivos IoT. Un ejemplo de un equipo intermediario malintencionado es un router que ha sido hackeado y configurado para interceptar y registrar todo el tráfico de red que pasa a través de él.

Esto permite al atacante ver toda la información que se transmite, como contraseñas, información bancaria y otros datos confidenciales. Otro ejemplo es un dispositivo llamado “sniffer” que se utiliza para interceptar el tráfico de red y buscar información confidencial.

 

Hacking ético para redes WiFis públicas

Un hacker “inocente” en una red WiFi pública es una persona que utiliza técnicas de hacking ético o “white hat” para descubrir vulnerabilidades en una red WiFi. En todo caso, el proceso se efectúa con el fin de mejorar su seguridad.

Estos hackers pueden utilizar herramientas de auditoría de seguridad para escanear una red. Además, pueden también buscar posibles puntos débiles, como contraseñas débiles o configuraciones inseguras. Una vez que se han identificado las vulnerabilidades, el hacker puede informar al administrador de la red para que puedan ser corregidas.

Es importante señalar que el hacking ético es una práctica legal siempre y cuando se realice con el permiso del propietario de la red o dispositivo. Además, hay que aclarar que el hacking malintencionado o “black hat” es ilegal. Asimismo, puede causar daños significativos a las personas y las empresas.

Estafas informáticas

 

Aspectos a tener en cuenta antes de conectar a una red pública de WiFi

Como destacamos antes, las redes WiFi públicas implican un riesgo importante. Sin embargo, hay ciertos recursos que puedes tener presentes para mitigar peligros. Por ello, a continuación, mencionamos algunos aspectos válidos para protegerte.

No te conectes a redes WiFis públicas

Si es posible evitar la conexión a este tipo de redes ¡hazlo! Es decir, no vincules tus dispositivos a redes abiertas. Mayormente, las WiFis públicas ponen en riesgo tu información y privacidad. Debes tener presente que, en ocasiones, los administradores tienen programas especiales para sustraer la información que puedas tener en un equipo móvil o tableta.

Usa redes con seguridad WPA o WPA2

Si es indispensable la conexión, conéctate con una red que posea seguridad WPA o WPA2. En comparación con las redes de libre acceso con seguridad WEP, las anteriores son mucho más seguras.

WPA (Wi-Fi Protected Access) y WPA2 son estándares de seguridad para redes WiFi. Ambas modalidades, proporcionan mayor seguridad que el estándar anterior WEP (Wired Equivalent Privacy). Dichos estándares utilizan una clave de encriptación para proteger la transmisión de datos en una red WiFi.

Desactiva la sincronización automática

Inhabilita la sincronización automática de tu equipo al enlazarte con una red abierta. La razón es que al estar conectado a una red WiFi pública, el dispositivo está expuesto a un mayor riesgo de ser atacado por hackers o malware.

Si la sincronización automática está activada, los cambios realizados en el dispositivo podrían ser interceptados y robados por un atacante.

Usa antivirus

Actualiza siempre tu dispositivo. Es decir, mantén al día el antivirus en la última versión. De hecho, si tienes la oportunidad, usa un cortafuegos.

Es recomendable utilizar un software antivirus al usar una WiFi pública, ya que estas redes suelen ser menos seguras que las redes privadas. Además, pueden estar expuestas a ataques cibernéticos. Un software antivirus ayuda a proteger el dispositivo de virus, malware, troyanos y otros softwares maliciosos.

Navega en sitios web cifrados

Asegúrate de navegar en páginas web cifradas. Para ello, ingresa a sitios que comienzan por HTTPS. Navegar en sitios web cifrados es una medida adicional de seguridad que puede ayudar a proteger tu información al usar una WiFi pública.

Un sitio web cifrado utiliza un protocolo de seguridad llamado HTTPS (Hypertext Transfer Protocol Secure). Dicho sistema encripta la información transmitida entre el dispositivo y el sitio web. Esto significa que cualquier información que se envíe o reciba, estará protegida contra el acceso no autorizado.

Para saber si un sitio web está cifrado, busca el candado verde o el prefijo “https” en la barra de direcciones del navegador.

No inicies sesión a ningún servicio (usuario/contraseña)

Bajo ningún motivo, inicies sesión en tus cuentas de redes sociales y servicios cuando permanezcas conectado a redes WiFis públicas. De hecho, evita también realizar compras en línea, operaciones bancarias o cualquier actividad que implique el suministro de información personal.

Elimina todos los datos de la red

Después de conectarte, borra todos los datos de la red que queden guardados en el equipo. Esto incluye eliminar cualquier información almacenada en el dispositivo, como contraseñas guardadas, historial de navegación, cookies, y cualquier otra información relacionada con la conexión a las redes WiFis públicas.

 

¿Qué es el ransomware?

Conclusiones

En resumen, el uso de redes WiFis públicas siempre conlleva riesgos. No obstante, si se toman las precauciones necesarias y se utiliza una conexión VPN, se pueden minimizar los riesgos. Además, no se debe confiar en cualquier WiFi pública. En todo caso, es importante informarse antes de conectarse. Por ello te ofrecemos nuestra asistencia y asesoramiento. Contáctanos para obtener más información y pon tu información a salvo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad